OLIMPIADAS ATENAS 2004
Imagen
OLIMPIADAS ATENAS 2004
   
GIMNASIA POTOSI
NUESTROS CLUBES
ALGO DE HISTORIA
DEPORTE INTEGRAL
RAMA MASCULINA
RAMA FEMENINA
RAMA RITMICA
UN MITO
ENLACES AFINES
NOVEDADES
OLIMPIADAS ATENAS 2004
RAMA MASCULINA
CONCURSO POR EQUIPOS
Japón
Estados Unidos
Rumania
Imagen
CONCURSO GENERAL INDIVIDUAL
1.- Paul Hamm (Estados Unidos)
2.- Dae Sun Kim (Korea del Sur)
3.- Tae Young Yang (Korea del Sur)
imagen
CONCURSO INDIVIDUAL POR APARATOS
SUELO
1.- Kyle Shewfelt (Canadá)
2.- Marian Dragulescu (Rumania)
3.- Jordan Jovtchev (Bulgaria)
Imagen
CABALLO CON ARZONES
1.- Haibin Teng (China)
2.- Marius Daniel Urzica (Rumania)
3.- Takehiro Kashima (Japón)

imagen
ANILLAS
1.- Dimosthenis Tampakos (Grecia)
2.- Jordan Jovtchev (Bulgaria)
3.- Jury Chechi (Italia)
Imagen
SALTO
1.- Gervasio Deffer (España)
2.- Jevgenijs Sapronenko (Letonia)
3.- Marian Dragulescu (Rumania)


imagen
BARRAS PARALELAS
1.- Valery Goncharov (Ucrania)
2.- Hiroyuki Tomita (Japón)
3.- Xiaopeng Li (China)
imagen
BARRA FIJA
1.- Igor Cassina (Italia)
2.- Paul Hamm (Estados Unidos)
3.- Isao Moneda (Japón)

Imagen
RAMA FEMENINA
CONCURSO POR EQUIPOS
Rumania
Estados Unidos
Rusia
imagen
CONCURSO GENERAL INDIVIDUAL
1.- Paul Hamm (Estados Unidos)
2.- Dae Sun Kim (Korea del Sur)
3.- Tae Young Yang (Korea del Sur)
imagen
CONCURSO INDIVIDUAL POR APARATOS
SALTO
1.- Monica Rosu (Rumania)
2.- Annia Hatch (Estados Unidos)
3.- Anna Pavlova (Rusia)
Imagen
BARRAS ASIMETRICAS
1.- Emilie le Pennec (Francia)
2.- Terin Humphrey (Estados Unidos)
3.- Courtney Anne Kupets (Estados Unidos)
imagen
VIGA DE EQUILIBRIO
1.- Catalina Ponor (Rumania)
2.- Carly Patterson (Rumania)
3.- Alexandra Eremia (Rumania)
Imagen
SUELO
1.- Catalina Ponor (Rumania)
2.- Daniela Sofronie (Rumania)
3.- Patricia Moreno (España)

imagen
LO MALO DE LOS JUEGOS OLIMPICOS

Esta edición de los juegos olímpicos nos deja sabor a decepción. No por la actuación de los deportistas que han estado como siempre brillantes y fuera del juego del dopaje. Tenemos en orgullo de decir que en nuestro deporte es donde se han registrado menos casos de dopaje y hasta entes de esta olimpiada también teníamos el orgullo de decir que nuestros jueces eran los mas notables por su capacidad, eficiencia y sobretodo imparcialidad y profesionalismo, pero esta vez los escándalos han estado a la orden del día.

Durante el concurso por equipos un hubo lugar a dudas sobre la superioridad de las rumanas y los japoneses que dieron la sorpresa (aunque ya desde Anaheim se los veía venir). Los desaciertos comenzaron con el concurso CII. La victoria del norteamericano Paul Hamm quedo en entredicho después de su caída en el salto. Su contendor más fuerte (que venia liderando) Wei Yang de China cayó durante su ejercicio en la barra fija. Pero aquí sucedió algo inexplicable. La nota de Yang en la barra se redujo a 8.120 Pts. la nota de partida era de 10.000 Pts. ¡¡los jueces le dedujeron casi dos puntos!! El error del chino fue una falla en una presa cubital que derivo en su caída del aparato, que no fue aparatosa ni mucho menos. El salto de Hamm no alcanzaba un valor de 10.000 Pts. y su caída si fue bastante aparatosa, Hamm dio mas de 5 pasos antes de ir a dar contra la mesa de los jueces, pero su nota no bajó de 9.100 Pts. ¿Tiene lógica? No solo no la tiene, sino que contradice a lo estipulado en el CP en lo que respecta a deducción por caídas.

Independientemente de la actuación de Wei Yang, la pregunta seria ¿Cómo es posible que el norteamericano gane la prueba si tubo una caída tan estrepitosa? ¿Tan mala fue la actuación de los coreanos que venían por detrás que no pudieron alcanzarlo pese a ese gravísimo error? Es sabido que la diferencia entre los primeros puestos es apenas de décimas de Pto. (Cuando no centésimas). La deducción por caída es de 0.50 Pts. (medio punto) por ello una caída significa el final de cualquier aspiración al podio, pero esta vez, el deportista no solo conservo sus aspiraciones sino que gano la prueba. Este fenómeno es inédito. No sucedió ni siquiera en los tiempos de leyendas imbatibles como Vitaly Scherbo.

Pero ahí no termina el asunto. Finalizada la prueba se COMPROBO que tres jueces habían cometido un error, deduciendo 0.10 Pts. al coreano Tae Young Yang relegándolo al tercer lugar cuando le correspondía la medalla de oro favoreciendo nuevamente a Paul Hamm. Esto ya da para pensar seriamente en la conducta de los jueces. El COI dijo que no tenía ninguna responsabilidad y solo se limitaba a entregar las medallas. La FIG suspendió a tres jueces pero asevero que corresponde al COI rectificar las medallas. Es decir, nadie tiene interés en rectificar la entrega de medallas que seria lo mas urgente por sentido de justicia o simple sentido común y probablemente cualquier impugnación que realice la Federación Coreana de Gimnasia quede en tinta de borrajas porque no tiene el mismo poder que la USA GYM Federation ni ninguno de los poderosos patrocinadores que están por detrás.

Durante el concurso CIII, respecto a la prueba de anillas, dos días después gente de la Federación Búlgara declaro que la rutina de Jordan Jovtchev había sido más impresionante que la del griego Tampakos y no hubo que esperar mucho para escuchar a los italianos asegurar que la rutina del legendario Jury Chechi había sido la mejor. Los tres deportistas son ampliamente reconocidos como especialistas en este aparato, realizaron excelentes trabajos, la nota de partida de los tres era 10.000 Pts. y su nivel fue análogo. La vedad es que cualquiera de los tres merecía la presea dorada, pero evidentemente la rutina del italiano Chechi entrañaba mas dificultad y era técnicamente superior. Sin embargo Chechi no era dueño de casa, además, Dimosthenis Tampakos tiene tras si un gran aparato publicitario que mueve millones de dólares dentro y fuera de Grecia gracias a la imagen del ahora dos veces campeón olímpico.

Durante la prueba de barra fija, el ruso Alexei Nemov (otra luminaria) ejecuto quizás la prueba mas limpia de todas y de seguro la mas espectacular, falló en la salida y en una final este pequeño error basta para alejar a cualquier deportista del podio (no vamos a pretender tapar el sol con un dedo). Pero nuevamente los jueces otorgan una nota demasiado baja. La nota de Nemov en el mejor de los casos debió haber llegado a 9.800 Pts. Como fuera, la silbatina general del publico (Nemov es uno de los mejores de la historia y también uno de los mas carismáticos) ocasionó un incidente único en las historia de la gimnasia. Los jueces deliberaron y ¡¡Modificaron su nota!! Durante 108 años de gimnasia en olimpiadas, la nota de los jueces ha sido considerada sagrada. La eficiencia, imparcialidad probada y profesionalidad de los jueces era garantía contra toda incertidumbre. Ni la presión política de los años de la guerra fría logro modificar resultados. Y no es que modificar las notas este mal si es que estas padecen de vicio o error. Pero la actitud de modificarlas en plena competencia “solo para calmar al público” da mucho que pensar. Si los jueces y los organizadores estuvieron de acuerdo en modificar sus notas por este motivo también pudieran haberlo hecho por otros de mayor peso. ¿Quién garantiza ahora que las puntuaciones otorgadas no son objeto de manipulación?

Nuevamente Paul Hamm. El era precisamente quien seguía a Nemov y con una rutina bien ejecutada, que cumplía con todas las exigencias pero obviamente inferior a la de Nemov obtuvo una nota altísima. El italiano Igor Cassina logro superarla largamente pero recibió una nota igual. El asunto se dirimió sumando las puntuaciones de clasificación que dieron a Cassina la victoria. Observando antecedentes vemos a Cassina y Nemov dentro del medallero de año pasado pero Paul Hamm no aparece……Dudas y más dudas.

Y con la rama femenina ¿Qué? Palabras de la subcampeona olímpica Svetlana Khorkina:
S: Los jueces me robaron, todo estaba decidido de antemano
E: Porque crees que lo hicieron
S: Eso pregúntaselo a ellos, probablemente porque soy de Rusia y no de Estados Unidos
Ya durante la prueba clasificatoria se había notado cierta animadversión contra Khorkina, durante la prueba individual general ella y la china Nan Zhang quedaron inmediatamente relegadas en las puntuaciones, pero el trabajo de ambas fue impecable y de un altísimo nivel de dificultad. Ya el año pasado Khorkina había vencido a Patterson en esta prueba, y su superioridad fue tan notoria que ni siquiera en Anaheim (California) se presentaron reclamos, pero estos son los juegos olímpicos, hay demasiados intereses en juego y…….. Huelgan comentarios.

También escapa a la lógica el porque Catalina Ponor habiendo demostrado ser la mejor en dos de los cuatro aparatos (Viga y suelo) no haya podido entrar entre las tres primeras del concurso general. Haciendo promedios y probabilidades, Ponor debería estar al menos cercana al podio.

Otro asunto que quedo en entredicho fue la manera en que se desmereció a Khorkina en las barras asimétricas, precisamente su especialidad. Khorkina ha sido la reina de este aparato por seis años consecutivos y aun más; todo en beneficio de dos competidoras norteamericanas. Pero la vida reserva sorpresas al más precavido. Una pequeña francesa, Emilie le Pennec gano la prueba con una rutina impresionante y brillantemente ejecutada.

Quien conozca el CP y la manera de puntuación en la gimnasia sabrá que la evaluación de las rutinas por los jueces nada tiene de subjetivo. La única conclusión posible es que mientras con algunos gimnastas los jueces se comportaron seriamente estrictos, con otros fueron extremadamente tolerantes. (Por decirlo delicadamente). No se trata de que las evaluaciones sean exigentes o permisibles, sino de que todos los deportistas reciban el mismo tratamiento. Durante las olimpiadas de Atlanta los jueces se destacaron por su rigidez (Alcanzar 9.800 Pts. era tocar el cielo), pero todos los deportistas fueron cortados por la misma tijera. En aquella edición olímpica los gimnastas norteamericanos no tenían nivel para entrar en la discusión de medallas (salvo una excepción) y no se dieron regularidades. En la rama femenina se otorgo la victoria al equipo de EEUU que en rigor de verdad la merecía aunque a nivel individual poco fue lo que las norteamericanas pudieron hacer frente a individualidades como Lilia Podkopayeva, Lavinia Milisovici y la misma Svetlana Khorkina, de modo que tampoco hubo lugar para dudas. Mas o menos lo mismo sucedió en Sydney, pero en esta ocasión, el muy elevado nivel de los gimnastas norteamericanos de ambas ramas les permitió entrar en la discusión por las medallas y ahí comenzaron los desagradables incidentes y las dudas.

Hasta aquí queda claro que la puntuación de la gimnasia en esta olimpiada no ha sido de las mas correctas, pero ¿porque?

La gimnasia es un deporte muy popular en EEUU; sus deportistas son personajes famosos y sus imágenes son utilizadas en el negocio del deporte (Esto ocurre desde Mary Lou Reatton y Greg Louganis). Son los patrocinadores quienes financian entrenamientos y eventos junto con los derechos de transmisión por TV abierta y cable, además de venta de artículos deportivos, ropa, posters, videos y otros. Mas aun, el negocio del deporte deriva en el negocio de la publicidad y en últimas cuentas, las imágenes de los deportistas son empleadas para vender cualquier producto. En este negocio se mueven millones de dólares dentro y fuera de los EEUU y entre las Empresas beneficiarias se cuentan las todopoderosas Coca cola, Pepsi, McDonads cuyos productos, dicho sea de paso, tienen un dudoso valor alimenticio (por decir lo menos).

Obviamente, para vender, las empresas necesitan imágenes exitosas y de preferencia de su misma procedencia (normalmente EEUU). Por ello su interés en los resultados de los eventos deportivos. Que EEUU es la primera potencia en cuanto a rendimiento deportivo nadie lo puede negar, pero tampoco se puede negar que sus deportistas son absorbidos en contratos publicitarios con inmensas empresas multinacionales y muchas veces los resultados se ven afectados por la intromisión de estas empresas. Esto ha sucedido en muchas disciplinas y lamentablemente parece que también en la nuestra esta sucediendo.

El COI habla mucho sobre el dopaje y el juego limpio pero jamás habla de la intromisión de los grandes patrocinadores y no son precisamente los más indicados para opinar. Desde 1896 el COI ha cometido una serie de injusticias como el retiro de medallas a James Thorpe (el atleta mas completo de su tiempo). Un ejemplo reciente es el incidente de la rumana Andrea Raducan en Sydney, cuando dio positivo el examen antidopping. Se COMPROBO que Raducan había ingerido solo un medicamento contra el resfrío, que efectivamente estaba resfriada y que la cantidad de la substancia prohibida en su cuerpo era inocua y no pudo haber mejorado su rendimiento, esto sin hablar del tiempo de consumo (el dopaje no es una inyección mágica sino un proceso dividido en ciclos de consumo que requieren meses). Aun así, la rumana fue injustamente desposeída de su medalla. En esta ocasión el COI no anuncio que “solo se limitaba a entregar medallas” y fue el primer protagonista bajo un poco convincente argumento: Se dijo que se retiraba la medalla, aunque la imputada fuera inocente, para prevenir a los demás deportistas que el COI seria taxativo en el asunto del dopaje”. Entonces……¡¡¡¿¿¿Se castiga a un inocente para prevenir a los futuros culpables???!!! ¿Qué clase de criterios aplica el COI para tomar decisiones?

Paul Hamm, Carly Patterson y el resto de los deportistas norteamericanos tenían y seguirán teniendo contratos por publicidad que significan utilidades millonarias no para ellos sino para las empresas patrocinadoras. Es justo reconocer que son grandes atletas, merecedores por merito propio de figurar entre los mejores del mundo e inocentes de las cosas que se hacen en su nombre. Pero evidentemente salen beneficiados por los “errores” que se comenten.

Ante todo esto, nosotros, los deportistas y entrenadores exigimos que se nos respete. Es gracias a nosotros que la gente se interesa en el deporte, es por vernos a nosotros que la gente asiste a los estadios, compra revistas, videos y suscripciones de transmisión. Somos nosotros quienes ponemos el esfuerzo, el sudor y el dolor para que todo esto sea posible. Exigimos que se respeten los logros de los miles de atletas de elite mundial, los millones que los seguimos y las aspiraciones de cientos de millones de aficionados. No es justo que nuestro sacrificio sea supeditado a los intereses comerciales de una pandilla que nada sabe de deporte y nada tiene que ver con la práctica deportiva.

GLOSARIO:

COI: Comité olímpico internacional
FIG: Federación internacional de gimnasia
CP: Código de puntuación
CII: Concurso individual general (all around)
CIII: Concurso individual por aparatos
Deducción: penalización por errores en la ejecución de los elementos y/o rutinas